“La música del silencio”, una mirada a la soledad de Auri

"La música del silencio", interludio en la historia de Kvothe

Como siempre, los libros de Patrick Rothfuss tienen un efecto mágico en este humilde lector. Son libros que enganchan desde el principio y que resulta difícil separarse de ellos. Sabemos que el norteamericano es un escritor perfeccionista tendiente a lo obsesivo. La historia de Kvothe todavía no culmina y quienes la hemos ido siguiendo estamos ya ansiosos por conocer el desenlace de esta fantástica trilogía. La tercera parte todavía no convence a su autor, por lo que, como entremés, nos deja entrar en uno de los escenarios más enigmáticos de la historia a través de ese peculiar personaje de nombre Auri. La música del silencio o The Slow Regard of Silent Things nos adentra en la subrealidad llena de voces que tienen en esta pequeña niña a su única y atenta compañera.

Era lo bastante listo para conocerse a sí mismo, lo bastante valiente para ser él mismo y lo bastante insensato para cambiarse a sí mismo y, al mismo tiempo, seguir manteniéndose auténtico. Patrick Rothfuss

En el mundo que Rothfuss ha ideado hay un espacio subterráneo, un alter mundus que parece reflejar el laberinto de la memoria. Me recuerda un poco lo que sucedió tras la conquista de México con la antigua ciudad de Tenochtitlan. Lejos de pensar en una remodelación del espacio se opta por construir sobre lo ya edificado. Ciudad sobre ciudad, por usar una imagen que Eugenio Trías usa para uno de sus libros. Al final puede que sea así como construimos el recuerdo. El olvido no es una pérdida sino un relato sobrepuesto a otro. - tuitéalo     En la profundidad, en la subrealidad, están las habitaciones que ya no solemos visitar, los puntos de apoyo sobre los que se edifica ahora el espacio que es en donde nos movemos cotidianamente. Ahí, justo en ese espacio subterráneo, es donde habita Auri.

La lenta mirada de las cosas silenciosas y la música del silencio

Las traducciones de títulos de libros o de películas siempre son algo delicado. Ya el simple hecho de titular un texto o una obra de arte se vuelve una tarea compleja, una que puede generar muchos dolores de cabeza. En unas cuantas palabras hemos de dar con la esencia de la obra entera. Un X número de páginas resumidas en una línea, a veces en una sola palabra. El título, de hecho, no se lee igual antes y después de leer un libro. - tuitéalo     La música del silencio, por ejemplo, nos deja una imagen paradójica que ya nos hace suponer que no se está ante una historia cualquiera. El enigma está presente desde la portada. Pero, lamento decirlo, me parece que es una muy mala traducción. El resultado de una pereza mental que no atina a reflejar lo que Rothfuss construye con el título original.

Lo revolvía todo con el peso de su deseo. Patrick Rothfuss - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

En descargo del traductor he de decir que no se trata de algo sencillo. La expresión slow regard no es sencilla de expresar en lengua castellana, pero tampoco es algo imposible. Vale la pena detenerse en ella porque es ahí donde, me parece, se esconde el sentido entero de la historia de Auri. La primera parte es muy clara: hablamos de lentitud, de parsimonia, de una demora en algo que nos ocupa. La segunda es la que complica todo. Regard es una palabra que tiene muchos sentidos, aunque resuena en ella la palabra francesa para la mirada. Uno de los sentidos es, de hecho, el mirar, considerar o prestar atención siempre con un elemento fundamental: el respeto.

Hablamos de una lenta mirada que se dirige a las cosas que, además, son silenciosas. La mirada al mundo y sus objetos, a esta máquina que ahora me sirve de compañera para la escritura, al vaso de café que espera a ser devuelto a su sitio (previa ducha además del tiempo de reposo para secarse). Se trata de hacer una pausa en la velocidad del mundo para mirar las cosas que no tienen voz pero que no por eso debemos suponer que no nos hablan. Mirada con deferencia que responde a una concepción animista del mundo (no por nada hablamos de literatura fantástica). Considerar las cosas silenciosas que, por tanto, son también cosas que pertenecen al silencio. Pero tenemos de por medio una invitación a pensar si la emisión el sonido es de verdad un criterio para determinar lo que merece respeto y lo que es un mero objeto carente de cualquier dignidad.

Mirándolo todo sin tener ni idea de lo que implica una mirada. Patrick Rothfuss - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Esto es lo que caracteriza a Auri, a esta niña que recorre el laberinto del olvido atendiendo respetuosamente a las cosas que han caído en él. Ella sabe atender, es deferente con las cosas silenciosas. Si hacen o no música es algo que sólo ella podría respondernos. Pero el concepto de Rothfuss es algo más que una música del silencio, es una invitación a la demora para considerar las cosas que normalmente nos pasan como si fueran espectros. Hablar de música es algo que sigue poniendo en el sonido la clave y, como se ve, parece que es la mirada la que lleva aquí la batuta.

La soledad de Auri en un mundo lleno de cosas

Una pequeña niña sobreviviendo en las profundidades del edificio de la Universidad. Una niña que se despierta y lo primero que atiende es al tipo de día del que se trata. Un día para descubrir, otro para no mover nada, la lenta mirada incluye la atención a esa voluntad del mundo. Nada de la voluntad personal sobre todas las cosas, sino la atención respetuosa a lo que demandan las cosas y el horizonte temporal que compartimos con ellas. El respeto es mutuo, cada elemento tiene su sitio y su momento y hay que saber moverse en armonía en ese contexto.

Nada era más. Nada era nada que no debiera. Patrick Rothfuss - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Habrá quien piense que se trata de una respuesta natural ante el aislamiento y la soledad. Generar amigos imaginarios es algo tan viejo como la humanidad misma. Ahí donde no hay nada levantamos de inmediato un pueblo lleno de fantasmas. El vacío, como bien se sabe, nos genera un profundo horror. - tuitéalo     Habrá quien, por otro lado, pueda encontrar en el comportamiento de Auri los vestigios de una sabiduría antigua que dialogaba con el mundo. La magia presente en el libro de Rothfuss es la de conocer el nombre de las cosas. La pequeña protagonista de la historia parece estar en contacto con este tipo de saber que trae consigo una inevitable dosis de locura: dividir el mundo visible y el mundo real es una operación algo esquizoide.

Nada hay más falso que una verdad que no quiere escucharse. Patrick Rothfuss - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Que cada cual encuentre su propia respuesta. Que cada uno teja para sí la manta que le ha de dar cálida protección en esta vida. - tuitéalo     Novalis, el poeta romántico, decía: “Buscamos por todas partes lo absoluto, y encontramos siempre y sólo cosas”. Si te animas a acompañar a Auri en su soledad quizá descubras que ese mundo lleno de cosas es el reflejo de un absoluto que tenemos siempre a las espaldas. Un absoluto que, como la Medusa, requiere de un artilugio para enfrentarnos a él. Rothfuss nos ofrece una mirada a la soledad de Auri como medio provisional. Al menos mientras la historia de Kvothe llega a su fin y quizá entonces podremos dar otra mirada a esta subrealidad. Qué larga se hace la espera.

Carlos Girón

Eterno aprendiz de brujo. Compartiendo en este labloginto las inquietudes de un cuerpo que se cree espíritu y un espíritu que se pierde entre los pliegues de un cuerpo.

17 comentarios

  1. #Jerby   •  

    Parafraseando al autor, una buena definición para #Bolboreta podría ser: Es lo bastante insensata para cambiarse a sí misma y, al mismo tiempo, seguir manteniéndose auténtica.

    • Carlos Girón   •  

      Si hasta parece que Rothfuss estaba pensando en nuestra querida #Bolboreta. Un beso lleno de letras para ella donde quiera que ande reinventándose y, por supuesto, ¡abrazo roedor para ti!

  2. Bolboreta Papallona   •  

    Atención respetuosa a lo que demandan las cosas… sí.

    No sé si las cosas hacen música, pero sí que hacen poesía… eso te lo puedo responder.

    Por una vez y (como diría el ratón) sin que sirva de precedente, me animo a recomendar una lectura: la del poeta Vicent Andrés Estellés. Los objetos cotidianos se convierten en poesía en la pluma de este autor.

    Gracias #Jerby, gracias #Carlos, por vuestro cariño. Han asomado lágrimas de emoción a los ojitos de esta mariposa al leer vuestros comentarios.

    • Carlos Girón   •  

      Si las lágrimas están acompañadas de una sonrisa pues más que bienvenidas mi querida mariposa. Me apunto al poeta para aprenderle algunos trucos. Muchas gracias por esa recomendación y por poner por aquí tus alitas para darle brillo el blog. ¡Abrazo lepidóptero!

  3. Juanan G.C.   •  

    La primera vez que apareció Auri en el primer libro me pareció un personaje tan enigmático como encantador, no me extraña que se haya atrevido el autor a concederle un spin off. Lamentablemente el estilo de Rothfuss me aletarga y aún no me he decidido a empezar con el volumen dos de la trilogía, creo que me gustó El nombre del viento, pero me saturó, demasiado lento, demasiado descriptivo para mi gusto.
    Es curioso que el otro día, paseando por la sección de libros de unos grande almacenes tuviera esta libro que comentas entre manos, estuve a punto de comprarlo, pero me pudo la pereza.
    Un abrazo

    • Carlos Girón   •  

      ¡Saludos Juanan! Auri es un gran personaje y después de este libro te dan ganas de ir corriendo a hacerle compañía. Pero eso implica no aprender la lección que nos enseña. Es verdad que los libros tienen partes un poco pesadas, pero hay otras tantas en las que no se puede parar de leer. Se nota el cuidado que el autor pone en el texto. Te recomiendo mucho que leas “El temor de un hombre sabio”. Tarda un poco más en entrar en materia, pero cuando lo hace se vuelve muy interesante. ¡Un abrazo!

  4. LinkSake   •  

    Me intereso tu comentario de que este es un libro que engancha, por que tengo tiempo que uno no lo hace. Empezare a buscarlo a ver que tal 😉

    • Carlos Girón   •  

      ¡Saludos! Rothfuss es un autor que sabe hacer eso de muy buena manera. Pero como ya comento por aquí, quizá sea mejor iniciar con “El nombre del viento”. En este libro ya se dan por supuestas muchas cosas de Auri y el mundo en el que vive. De cualquier manera es fascinante. 🙂

  5. Rafa Partida   •  

    Muy interesante 😉

    • Carlos Girón   •  

      ¡Saludos Rafa! Muchas gracias por tu comentario. Espero que te animes a leer y libro y ya nos contarás tus impresiones.

  6. Hemos Visto   •  

    No lo conocía, y la verdad me parece súper interesante, así que lo apuntaré de cara a la ‘carta de los reyes’

    • Carlos Girón   •  

      ¡Saludos! Sólo espero que Peter Jackson no se enamore también de esta historia que tendríamos películas para los siguientes 20 años. xD Como ya les digo, mejor ir al primer libro de la trilogía antes de emprender el viaje por aquí. Aunque el libro vale por sí mismo, sin duda ya supone un cierto conocimiento del universo de Rothfuss. 😉

  7. Alicia Garcia   •  

    Lo apunto a mi lista de libros pendientes

    • Carlos Girón   •  

      ¡Saludos Alicia! Esas listas son perfectas para crecer y crecer. 😛 La de cosas que tengo ahí esperando. Ahora que si es tu primer contacto con el autor quizá sería mejor comenzar por “El nombre del viento”. 🙂

  8. Gloria Aleix   •  

    Amigo ya te dije que me encantaría leerlo! He disfrutado mucho con la historia de Kvothe (ansiosa por leer el 3º) y seguro que la historia de Auri también me encandila! Un besazo!

    • Carlos Girón   •  

      ¡Saludos Gloria! Sin duda un libro que los amantes de la trilogía de Kvothe no nos podemos perder. Conocer más a Auri le da una dimensión distinta a sus encuentros en el tejado con el protagonista de la historia. Ya me contarás cuando lo leas. ¡Un abrazo!

  9. Pingback: La experiencia del silencio y la biografía de Pablo d'Ors

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.