Baile del sol o la danza de las letras desde las islas

Una editorial situada en las Islas Canarias con un interesante catálogo

El mundo editorial no es nada sencillo. Escribir es un placer y qué decir de la lectura, una de las actividades que más disfruto. Los libros son compañeros o invitaciones a mágicos viajes. Bien decía José Vasconcelos: “Un libro, como un viaje, comienza con inquietud y se termina con melancolía”. Algo que no sería posible sin valientes que emprenden el camino del trabajo editorial, auténticos amantes de los libros que acompañan a los autores desde la idea hasta la concreción material de la historia que se ha anidado en su cabeza. Pero, como ya te digo, no siempre es fácil. Se necesita coraje y mucha paciencia para enfrentar a gigantes con rostro de molino. Sí, montar una editorial puede parecer una gesta propia de un loco, pero una que regala muchas aventuras para compartir.

Hace un tiempo que cayó en mis manos un libro singular, una de esas grandes historias que simplemente no han dado con el reflector adecuado. Ya te hablé de él en este rincón, se trata de Stoner de John Williams. Bueno, pues detrás de ese libro hay un par de valientes que desde 1992 se comprometieron con la difusión cultural en su región. Enclavados frente a las costas de África, el colectivo Baile del sol busca dar la oportunidad a los noveles escritores de mostrarse, sobre todo a aquellos que escriben desde esas hermosas Islas Canarias. Ellos dicen buscar que lo valioso e importante sea lo que se cuenta y no el lugar desde donde se escribe. Un espíritu humanista encarnado en las letras de los diversos géneros literarios. De aquí que las puertas de esta editorial que se define como “abierta, inquieta e independiente” no se cierren a la literatura universal. De hecho, su labor difundiendo la literatura africana habla de una verdadera apertura, un verdadero sentido de lo universal que no enmascara ningún eurocentrismo.

En Baile del sol importa lo que se cuenta más que el lugar desde donde se escribe. #libros - tuitéalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Dice Eugenio Trías, mi filósofo de cabecera, que la innovación en filosofía puede darse trasladando la piedra desechada hacia el centro. Aquello que está en la periferia pasa a ser el punto clave para organizar y construir algo que, precisamente por su condición extraña o extranjera, había pasado desapercibido. El catálogo de Baile del sol está lleno de estas piedras que son grandes candidatas a ser el centro de atención a pesar de su actual condición periférica. Auténticas islas de la fantasía que buscan ojos atentos y curiosos que las descubran. Textos del desorden, África, Deleste, Poesía, Narrativa, Sitio de fuego, Teatro… son algunas de sus colecciones donde seguramente puedes encontrar más de un título interesante, una piedra de toque en potencia para desatar tu propia creatividad.

Hoy agradezco la confianza que Baile del sol ha depositado en este rincón para compartir comentarios de los libros de su catálogo. Compartimos así la tarea de difundir las obras culturales al mayor auditorio posible, además de la convicción de que no importa el rincón, sino la historia que se tiene entre manos, las líneas que se tiran desde las islas que somos para tender puentes. Dicho nietzscheanamente, somos una flecha de anhelo que tiende hacia la otra orilla, “un puente y un ocaso”, aquí hay muchos puentes en construcción, ocasos en busca de ojos que los contemplen. Decía también Nietzsche: “Yo no creería más que en un dios que supiese bailar”, así que no puedo sino regocijarme en la danza de las letras que ahora comienzo a compartir con Baile del sol conectando las islas con los mares de la red. Espero que te agrade el ritmo que proponemos y te animes a viajar bailando con nosotros por las historias de sus libros. Si te gustó la película Contacto, muy pronto te contaré algo muy interesante que encontré entre las notas de su catálogo.

Carlos Girón

Eterno aprendiz de brujo. Compartiendo en este labloginto las inquietudes de un cuerpo que se cree espíritu y un espíritu que se pierde entre los pliegues de un cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.